Miguel Andújar encuentra espacio perdido en Grandes Ligas

Santo Domingo, RD.– Para que un deportista demuestre sus cualidades necesita tiempo de juego y esta es una tarea que está pendiente en la agenda dominicana. Miguel Andújar, quien actualmente trabaja en el campeonato dominicano de béisbol invernal con los Toros del Este.

El objetivo de Andrés no es recuperar el estrellato en el baloncesto dominicano, donde tiene ese estatus, sino recuperar el espacio que ganó con los Yankees de Nueva York en las Grandes Ligas.

Andújar se convirtió en una pieza valiosa para el equipo neoyorquino en la temporada 2018, en la que bateó, en 149 partidos, .297.

Con 47 dobles, 27 jonrones y 92 carreras impulsadas, terminó segundo al votar por el premio al Novato del Año de la Liga Americana.

Cuando todo indicaba que el dominicano sería dueño del baño del equipo emblema, un desgarro en su hombro derecho obligó a Andújar a ser operado, habiendo disputado solo 12 partidos para la campaña 2019.

Desde entonces, el poderoso derecho no ha tenido la oportunidad de conducir más de 45 juegos con el gran equipo.

Luego de esa lesión, los Yankees buscaron opciones externas para defender la tercera base, como el colombiano Gio Urshela y DJ LeMahieu, quienes brindaron buenos resultados ofensiva y defensivamente para el manager Aaron Boone.

Desde que regresó al juego, Andújjar ha demostrado que tiene la potencia habitual en su bate, como lo demuestran los seis jonrones que lanzó en 154 bates oficiales la temporada pasada, frecuencia que demuestra en una campaña en la que pudo menos 572. Los murciélagos, uno menos que los construidos en 2018, equivaldrían a los 27 jonrones que tuvo en su año completo en las mayores.

Puedes leer: El lanzador Albert Abreu domina a los Leones, y la victoria de Tigres se apaga

Reconocimiento de Miguel Andújar

La capacidad de producción de Andújar ha sido reconocida por el técnico Boone, pero es uno de los factores que perjudicaron al dominicano.

Está clasificado como un defensor por debajo del promedio en la tercera base, lo que lleva al equipo a Urshela y LeMahieu.

Ante esta situación, Andújar se trasladó a los jardines, defendiendo el jardín izquierdo 44 veces en Grandes Ligas.

Una decisión que luce más valiosa ahora, y la posibilidad de que el venezolano Gleyber Torres regrese al segundo lugar.

Lo que presionaría a los Yankees para que pusieran a LeMahieu de forma permanente en la sala de espera y en Urshela por breves paradas.

De lo contrario, vaya a cazar en la lista corta en una agencia libre, deteniendo las oportunidades dominicanas en el infield.

Pero no todo fue negativo para Andújar, con el hueco actual del equipo en el jardín izquierdo, el polivalente jugador pudo encontrar el hoyo que ansía y de ahí la importancia de su participación en el baloncesto. Dominicano.

Andújar defendió el jardín izquierdo para los Toros en el partido de este sábado ante el Tigres del Licey y, aunque los bates azules no le hicieron trabajar a menudo.

Actuar en esta situación ayudará al joven jugador a seguir mejorando sus habilidades de cara al reto de conseguir el puesto con Nueva York.

Exjugadores como Abraham Almonte y Josh Reddick, junto a los instructores de campo de Toros, que trabajaron en varios niveles de formación profesional son elementos que favorecen a Andújar.

La tarea no será nada fácil, pero Andújar debe esforzarse al máximo y recuperar lo necesario para jugar esa oportunidad, que ha tomado las lesiones y decisiones de gestión de los Yankees y no le ha permitido mostrar, de forma regular, un talento en las mayores.

Leer mas de esta fuente...

Recomendado para ti

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.