Dobbs «anuló la vinculación de Justice Souter de stare decisis y legitimidad»



semana de noticias ha publicado mi nuevo artículo de opinión en dobbs y legitimidad. en breve, dobbs anuló el vínculo de Casey entre la decisión de la mirada y la legitimidad y, de hecho, redefinió la legitimidad por completo. Finalmente, la Corte Suprema puede escapar de la sombra de David Souter.

Aquí está la introducción:

Hace tres décadas, tres miembros republicanos de la Corte Suprema reafirmaron Roe v. Wade por tres palabras: «stare decisis» y «legitimidad». En Deliberate Parenthood vs. Casey, los jueces Sandra Day O’Connor, Anthony Kennedy y David Souter salvaron el histórico precedente del aborto para asegurarse de que la gente no viera a la Corte como una institución política.

Tres décadas después, en Dobbs v. Jackson Ladies’s Well being Group, cinco miembros republicanos de la Corte Suprema encontraron que la decisión de Stare no justificaba salvar Roe v. Vadear. Pero igualmente significativo fue que la mayoría rechazó la concepción de «legitimidad» de Casey. La legitimidad de la Corte ya no estaría ligada a la opinión pública. Por el contrario, un Tribunal legítimo debe decidir e incluso anular los casos sin tener en cuenta los sentimientos populares. Este cambio monumental, mucho más que cualquier nueva jurisprudencia sobre el aborto, definirá hasta dónde tendrá la fortaleza de llegar esta nueva corte conservadora.

Y la conclusión:

Esta concepción redefinida de la legitimidad trastorna las opiniones de larga information sobre la Corte. Pero lo que es más importante, Dobbs obliga a los críticos de la Corte a recalibrar. En el pasado, los progresistas advirtieron repetidamente que anular un precedente como Roe socavaría la legitimidad de la Corte. Si Dobbs es una indicación, estas púas se encontrarán con un bostezo colectivo. De hecho, si Dobbs no pudo desencadenar una masa crítica de apoyo a la «reforma» de la Corte, un eufemismo para imponer límites de mandato o ampliar el número de escaños, es dudoso que algo lo hiciera.

La opinión del juez Alito deja en claro que los ataques públicos no tendrán efecto. Los precedentes futuros se volverán contra esta Corte conservadora envalentonada que mira hacia adentro, no hacia afuera. Ahora, una nueva generación de estudiantes de derecho, abogados y jueces debe internalizar la concepción de «legitimidad» de Dobbs.

El concepto de «legitimidad» no es monolítico. La Corte Suprema ahora ha adoptado una nueva concepción de «legitimidad». Y los críticos tendrán que internalizar este concepto, les guste o no. Alternativamente, la noción sureña de legitimidad, como Casey sí mismo, puede ser relegado a lo que estoy llamando el Constitución viva en el exilio. Sí, los conservadores (aparentemente) tenían una Constitución en el exilio por generaciones. Progresistas, es vuestro turno.