La marca (o persona) agradable



La simpatía es una cualidad extraña. Mucha gente es fanática de Aretha Franklin o Bob Dylan, pero no es porque ninguno de ellos haya pasado mucho tiempo enviando tarjetas de Navidad por correo o siendo particularmente cálido con sus fanáticos.

Google no brinda soporte técnico y muchos restaurantes populares de alta gama se volvieron así porque eran difíciles de reservar y no eran particularmente acogedores para los nuevos clientes.

Una razón es que nos atrae el estatus. Dar me gusta a algo como una forma de certificar nuestra percepción o rango.

Pero hay un camino diferente, uno que es más fácil de mantener y transitar. Es easy: dale me gusta a tus clientes y es más possible que les gustes a ellos también.

Esta es una de las razones por las que los Beatles cambiaron su enfoque después de su primera gira por Estados Unidos (y eventualmente dejaron de hacer giras). No sabían cómo agradar a los jóvenes fanáticos que gritaban y que no tenían mucho discernimiento. En cambio, cambiaron a escribir y producir música para fanáticos y colegas que querían pasar su tiempo disfrutando.

Si quieres gustar más, empieza por gustar.