mejor [insert] alguna vez | Weblog de Seth


Esta es una trampa que vale la pena evitar.

Cuando examinamos nuestras experiencias de vida, las que se destacan generalmente son sobre el cambio. O fuimos cambiados o ayudamos a alguien más a llegar a donde ellos querían ir.

Y el cambio es fugaz. Y el cambio nos cambia. No podemos pisar el mismo río dos veces, porque la segunda vez, el río mismo ha cambiado.

La presión que nos ponemos a nosotros mismos para que cada proyecto sea «la mejor experiencia de la historia» crea una carrera superficial por el bling en lugar de un enfoque más profundo y útil en lo que realmente es posible.

Buscar clasificar nuestras experiencias nos saca del momento. Nos convierte en comentaristas deportivos, espectadores y estadísticos. Terminamos comparando nuestra boda o nuestros números de taquilla o nuestras estadísticas de tweets no solo con las nuestras, sino también con las estadísticas de los demás.

Es poco possible que este verano sea el mejor verano de su vida. Pero será un verano, y depende de cada uno de nosotros decidir qué hacer con él.

Cada proyecto vale la pena el viaje si lo dejamos ser.